martes, septiembre 30, 2008

"Está saqueando todo antes de irse"

El director estadounidense Michael Moore envió una durísima carta abierta contra el plan de salvataje ideado por el presidente George W. Bush. El crítico acusó al primer mandatario de los Estados Unidos de intentar “saquear el Tesoro norteamericano” haciendo referencia al plan acordado en el Congreso antes de la votación de ayer en la que se vetó el proyecto oficial. Y acusa que se está llevando a cabo un “verdadero golpe de Estado financiero”.

“Amigos, vayamos al grano. El mayor robo en la historia de este país se está llevando a cabo mientras usted lee esto. Aunque las armas no están siendo utilizadas, ya cuentan con 300 millones de rehenes”.


“No nos equivoquemos al respecto: después de un robo de medio billón de dólares a los bolsillos de su rentable guerra de fondos especulativos durante los últimos cinco años, después de forrar los bolsillos de sus amigos petroleros con más de un centenar de millones de dólares en sólo los dos últimos años, Bush y sus camaradas –que deben abandonar pronto la Casa Blanca– saquean del Tesoro de los EE.UU. cada dólar del que pueden echar mano. Ellos se están llevando gran parte de la riqueza en su camino a la salida”, comienza el escrito publicado en la página web de Moores.

El documentalista, quien criticó a través de sus obras las políticas de Bush, ironizó ahora desde su portal acerca de la estrategia del presidente: “No importa lo que dicen, no importa cuántas palabras aterradoras usan, se trata del viejo truco de crear miedo y confusión, con el fin de realizar y mantenerse ellos mismos con un alto porcentaje de riqueza”.

En otros párrafos, acusa al mandatario de querer “mantener y acrecentar su fortuna” y plantea la incertidumbre que genera en la sociedad la situación de crisis que viven, ya que nadie sabe mucho de sus consecuencias. “Si hasta el secretario de Tesoro, Henry Paulson, admitió que no sabe cuánta plata se necesita”, reflexionó.

“El fin de este ‘plan de rescate’ es proteger la cantidad obscena de riqueza que se ha acumulado en los últimos ocho años. Es para proteger a los accionistas top que controlan corporativamente los Estados Unidos. Es para asegurarse que sus yates y mansiones y ‘forma de vida’ no sea interrumpida, mientras que el resto de América sufre y lucha por pagar las cuentas. Dejen a los ricos sufrir por una vez. Que paguen por el rescate. Estamos gastando 400 millones de dólares por día en la guerra de Irak. ¡Que pongan fin a la guerra inmediatamente y nos salven a todos nosotros de otro medio billón de dólares!”.

“Tengo que dejar de escribir esto y usted tiene que parar de leerlo. Están lanzando un golpe financiero esta mañana en nuestro país. Ellos tienen la esperanza de que el Congreso actúe con rapidez, antes de que deje de pensar, antes de que tengamos la oportunidad para ponerle fin nosotros mismos. Por lo tanto, deje de leer esto y haga algo. ¡Ahora!”, propone.

En un apartado, pide llamar por teléfono a los diputados y senadores, “presionar” al candidato demócrata Barack Obama y asistir a movilizaciones callejeras de protesta.

Link a la entrada original: http://criticadigital.com/impresa/index.php?secc=nota&nid=12821

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal